6 de abril de 2011

No sé si les pasa

No sé si les pasa, pero hay días que me pregunto incansablemente para qué vivo y no encuentro respuesta, sinceramente pareciera que no tuviera un motivo para vivir, cuando en realidad sí lo tengo (creo que todos lo tienen)  Se me quitan las ganas de todo y comienzo a odiarme y a odiar a los demás. Tengo unos momentos horribles, no es depresión, lo sé, porque más que tristeza o melancolía por mi modo de vida, es rabia, porque sé que todo está en mí, claro que yo puedo modificar todo, pero no puedo, no me atrevo o qué se yo. Algo sucede conmigo.
No creo en la felicidad, definitivamente, o bueno sí, sí creo y siempre está atribuida a algo, alguien, a un acontecimiento, etc. Digamos, yo que soy materialista le atribuyo mi felicidad al dinero, y como no lo tengo soy “infeliz”. Aunque es complicado, estoy agradecida de tener a mis padres conmigo, sé que soy mucho más afortunada que otras personas, pero no consigo estar tranquila conmigo misma. Soy una persona muy aislada. Y también creo que de ahí parte todo, eso me limita muchas cosas, las cuales al saber que todo es mi culpa, por mi aislamiento, introversión y timidez, me da impotencia y termino pues por odiarme y sentirme una inútil. Tengo un serio, muy serio problema. Debería estudiar psicología para entenderme y empezar a quererme. Como me dice mi madre, cómo vas a querer a alguien si no te quieres a ti misma y es cierto. No puedo, ni querer ni dejarme querer. Aunque yo digo que quiero a mi manera, digamos que siento bastante aprecio por tal o cual persona, pero ¿querer? Creo que solo a mi madre que me soporta todo  y me… bueno no, no puedo decir que me entiende, porque nadie me entiende. Ah sí, sí sé que esto último es una frase bastante “trillada” de los adolescentes que dicen que nadie los entiende, bla, bla, bla o qué sé yo.  Pero en mi caso sinceramente no lo veo así, a decir verdad, no soy lo que se dice alguien madurísima, que ya sabe de la vida, que tiene años, etc.  NO. Pero ya tengo la mayoría de edad y sé que lo mío no es una “pataleta adolescente”. Primero no quería reconocerlo, pero tengo un problema, sí, definitivamente, con mi autoestima, con mi personalidad.
Espero que mañana sea un día no tan jodido, aunque sospecho que lo será. Tengo que tratar con gente así que será  un día difícil. Conversar con gente nueva se me hace  tan difícil. En fin, tal vez mañana escriba, escribir ayuda a desfogarme.

1 comentario:

Little Creepy Girl dijo...

Hola! Gracias por pasar y leer :)
Es cierto, cuando lei esto me sentí algo identificada, es bueno saber que a otras personas les pasa lo mismo, no te sentís tan sola.
Desde ya que yo también leere tu blog.
Saludos!